La apuesta del acuerdo de OMC es mejorar la competitividad local

Las demoras burocráticas y los trámites engorrosos retardan el comercio internacional de mercancías. El Acuerdo de Bali, de la Organización Mundial del Comercio (OMC), vigente en Guatemala desde marzo pasado, contiene normas que simplifican, modernizan y armoniza procedimientos de exportación e importación en el sistema mundial de comercio. Roy Santana, consejero de la división de acceso a mercados de la OMC, señaló que hay estudios del Banco Mundial y de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que indican que el Acuerdo abre la posibilidad para que los países firmantes mejoren sus procesos aduaneros. “La idea es mejorar los procesos y reducir los costos para comerciar. Eso promoverá el aumento del comercio global”, señala Santana al explicar el convenio que tiene vigencia desde febrero pasado entre los miembros de la OMC. Para Guatemala, el Acuerdo sobre Facilitación del Comercio (AFC), como también se le conoce, el impacto que tendría en la economía nacional sería en su nivel de competitividad, un aspecto que ha recibido malas evaluaciones en últimos estudios. (El Periódico 22.06.17)

También te podría gustar...

Deja una respuesta