Se avizora mayor rigor antimigrantes por relevo en Estados Unidos

La salida de Kirstjen Nielsen del frente del Departamento de Seguridad Interna de EE. UU. (DHS, en inglés) abre una serie de incógnitas entre grupos de derechos humanos en aquel país, por un posible endurecimiento de las políticas de migración que podrían, según los temores más serios, retomar la separación de familias. La salida de Nielsen tomó por sorpresa a muchos sectores, aunque otros lo veían venir, después de las críticas del presidente Donald Trump a la imposibilidad de contener el flujo de familias migrantes en la frontera sur del país. En lugar de Nielsen llega de manera interina Kevin McAleenan, un veterano de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) que labora en esa agencia desde el 2006 y que hace unos días acaparó la atención de los medios al indicar que EE. UU. atraviesa una crisis humanitaria, por la desbordante migración irregular. (Prensa Libre 09.04.19)

Tags: ,

Deje un comentario

Debe estar registrado para dejar un comentario.