EE. UU. teme una ola de desahucios si el Congreso no aprueba nuevas ayudas

La pandemia ha castigado las finanzas de millones de hogares estadounidenses que tienen dificultades para pagar sus alquileres, lo que hace temer una ola de desahucios si el Congreso no alcanza rápidamente un acuerdo sobre nuevas ayudas. La crisis de la vivienda “ya se parece a un tsunami”, afirma Bambie Hayes-Brown, de la coalición de asociaciones Georgia Advancing Communities Together. Esas organizaciones, que intentan ayudar a las familias con problemas de alojamiento en Georgia, en el sur del país, gastaron rápidamente las subvenciones recibidas desde el inicio de la pandemia. “Nos hemos visto superados por el número de peticiones” de ayudas, dice Hayes-Brown. En Nueva York, Mariatou Diallo no paga el alquiler desde marzo, cuando perdió su empleo en el sector sanitario. Según los datos de la oficina del censo, cerca del 30 por ciento de los estadounidenses dicen confiar poco o nada en su capacidad para poder pagar el alquiler el mes siguiente. Hasta 40 millones de personas podrían ser desalojadas en los próximos meses, calcula el centro de reflexión Aspen Institute. En ocasiones, los inquilinos dejaron de pagar sus alquileres hace meses, pero las moratorias sobre las expulsiones decretadas en varios estados se van levantando poco a poco. Y la ayuda de US$600 por semana, otorgada por el gobierno federal a las personas que perdieron sus ingresos, termina el 31 de julio. (El Periódico 14.08.20)

 

Tags:

Deje un comentario

Debe estar registrado para dejar un comentario.