Litigios perdidos agravan desequilibrio financiero

El pago por segunda vez de un laudo arbitral en las controversias inversionista-Estado ha implicado para el país un fuerte sacrificio fiscal en medio de la actual crisis por la emergencia del coronavirus y la reconstrucción por el impacto de los fenómenos climáticos. Con cada suscripción de los acuerdos de tratado de libre comercio (TLC), el país asume también responsabilidades, y entre estas son la resolución de controversias, que cuando el litigio se resuelve desfavorablemente, implica un pago a los inversionistas demandantes. El pasado 24 de noviembre el Estado hizo efectivo un pago de US$37 millones -Q285 millones- a la empresa Teco Energy, mientras que, en 2013, pagó US$18 millones por el caso Ferrovías, que son empresas estadounidenses y que invocaron el TLC para gestionar ante los organismos internacionales las demandas El Estado ha pagado por estos fallos US$55 millones, que al tipo de cambio de hoy representarían unos Q423 millones de sacrificio fiscal, es decir, se han tenido que destinar a ese rubro y no para otras áreas. Al consultar a Luis Pedro Cazali, abogado especialista en comercio exterior, del porqué Guatemala ha perdido estos casos, respondió que existe una escasa coordinación interna. Este tipo de procesos los ha llevado el Ministerio de Economía (Mineco) que es el administrador del TLC, pero luego acordó con la Procuraduría General de la Nación (PGN) manejarlos. “Esa institución no tiene la visión comercial, y el Mineco no se involucra por lo que existe una descoordinación muy grande para la defensa” consideró. Por otro lado, existe un bajo conocimiento sobre los acuerdos comerciales internacionales y las autoridades -en su momento- toman decisiones a muy corto plazo, sin considerar que hay limitaciones que afectan derechos a terceros. (Prensa Libre 26.11.20)

Tags: ,

Deje un comentario

Debe estar registrado para dejar un comentario.