Destilar jugo de caña y otras alternativas que investigan los ingenios para no depender de los precios

La espiral de precios bajos observados en los últimos años del azúcar en el mercado internacional obligó a una transformación e innovación de la industria productora guatemalteca, que se centra en explorar nuevos productos derivados de la caña y en la investigación. La zafra 2020-2021 concluye esta semana cuando el último ingenio dejará de moler en la Costa Sur, pero todo apunta a que la producción será muy similar a la del 2019-2020, según cifras preliminares. Luis Miguel Paiz, gerente general de la Asociación de Azucareros de Guatemala (Asazgua), conversó con Prensa Libre sobre esta zafra que comenzó en noviembre y concluye en mayo, así como los retos venideros de la industria, mientras la recuperación de precios comienza a observarse en el mercado global, después de mantenerse por varios años con tendencia a la baja. El precio internacional del azúcar —crudo— ha mostrado una recuperación de octubre del 2020 a abril de este año con un incremento de alrededor del 10%, y pasó de US$12.65 el quintal de azúcar crudo a US$13.96. En 2020 las exportaciones de azúcar sumaron US$576.8 millones, con una caída del 16% respecto del 2019, según las estadísticas oficiales. Es positivo ver que en el mercado mundial hay una mejora de precio. Se están investigando productos provenientes de la cachaza -destilación del jugo de la caña-, la producción de ácido poliláctico, los residuos agrícolas para la producción de energía eléctrica para cogenerar energía que tienen un potencial calórico mayor, y se han trabajo en productos como sorbitol y xilitol que puedan partir de la caña de azúcar y les puedan generar un valor agregado al negocio; hay varios productos y proyectos que vienen en fila y que se están analizando.  (Prensa Libre 10.05.21)

También te podría gustar...

Deja una respuesta