El sector acuícola se diversifica

Las innovaciones genéticas para lograr mayor productividad por hectárea; productos listos para comer o cocinar; y la preparación de diversos ingredientes como empanizados, salsas y otros son las nuevas propuestas del sector acuícola nacional. Dos de los avances más recientes consisten en la fabricación de productos nutricionales con descartes del camarón, como harinas para usos en industrias y la producción de insectos para aprovechar sus proteínas para alimento de los camarones. Se trata de proyectos encadenados para el aprovechamiento de desechos que impulsa la firma Acuamaya, dirigida por Gabriel Biguria, como parte de las acciones para operar como una empresa de economía 360º en la que se van reduciendo los residuos y se aprovechan de nuevo en otros procesos de producción. Aunque ahora se impulsa como empresa junto a científicos de varias entidades, la idea es marcar esa ruta para el sector. Biguria, quien forma parte del sector de acuicultura y pesca de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport) y es vicepresidente de esa entidad, expuso que ya se están produciendo insectos en el sector para generar proteínas que se usarán en los alimentos destinados a los camarones. En la actualidad las dos principales fuentes proteínicas son la soya y la anchoveta que son peces pequeños que provienen de Perú, las que en el futuro ya no van a ser sustentables porque cada vez se demandan más y en el caso de la soya, se requiere de mayores áreas de cultivo. Por lo tanto, la tendencia es buscar proteínas alternativas sustentables, como la producción de insectos, lo que se logra en granjas verticales en pequeños espacios, con muy poco uso de energía, de agua y con bajas emisiones de CO2.

El proyecto es parte de la empresa Insect Protein Innovations (Inprotin), que fue lanzada en 2020 por un equipo de emprendedores guatemaltecos, en busca de soluciones para alimentación. Esta se enfoca en el desarrollo de productos sostenibles a base de insectos para la nutrición animal, vegetal y humana. (Prensa Libre 24.06.22)

También te podría gustar...

Deja una respuesta