“Diluyen” compras por excepción

Dicho estado de excepción es producto de los dos terremotos ocurridos en el occidente del país, emitido por tres decretos gubernativos. El primero vigente por 8 meses y 22 días; el segundo del 10 de julio de 2014 que termina en enero de 2015; y el tercero desde agosto de este año, por la sequía. La adquisición de bienes y servicios durante esos 13 meses y 27 días no puede ser auditada de una manera transparente y fácil, por el contrario, requiere de tiempo y paciencia. Incluso aquellas instituciones que se dedican a la fiscalización tienen dificultades y así lo reconoce Marvin Flores, representante de Acción Ciudadana, quien explica que intentaron efectuar un monitoreo y pararon por lo difícil de hacerlo. (Siglo XXI 13.12.14)

También te podría gustar...

Deja una respuesta