Giammattei recibirá unas finanzas en crisis

En su primer análisis del proyecto de presupuesto para el 2020, el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi) revela la continuidad de la crisis de las finanzas públicas. La propuesta reduce el techo presupuestario global de un 14% del PIB vigente en 2019 a 13.5% del PIB para 2020. La causa principal de esta reducción es el desplome de la carga tributaria, la principal fuente de financiamiento del gasto público. Se estima que en 2019 este indicador cerrará en un alarmante 9.7%, mientras que el proyecto de presupuesto para 2020 considera una carga tributaria de 9.9%, incluyendo recaudación adicional por Q1 mil 500 millones por efectividad de la SAT, un supuesto dudoso y excesivamente optimista. Al corregir esta sobreestimación, en 2020 la carga tributaria estimada se mantendría estancada en 9.7%, toda vez el deterioro de la SAT no se agudice y no se aprueben privilegios fiscales adicionales (como los propuestos en los planes de gobierno). Para el Icefi resultan alarmantes inconsistencias como la reducción en el presupuesto del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, o que, una vez más, se propone incrementar el presupuesto para el Ministerio de Educación (en más de Q1 mil millones respecto al presupuesto vigente de 2019), pero con reducción de alrededor de 62 mil 600 estudiantes en las metas de cobertura de la educación pública. (Prensa Libre 07.10.19)

Tags:

Deje un comentario

Debe estar registrado para dejar un comentario.