Buscan reactivar el empleo golpeado por COVID-19

El deterioro de las cifras de cotizantes al Seguro Social continúo en mayo, que registró 1 millón 253 mil 19 afiliados, una reducción de 12 mil 283 con respecto al mes previo y de 84 mil 496 de la estadística de mayo de 2019 que reportó 1 millón 337 mil 515 de trabajadores inscritos. “La disminución de cotizantes contempla renuncias, despidos, suspensiones y licencias sin goce de salarios”, según el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) que estima en Q532.9 millones la caída en sus ingresos por el impacto de la pandemia del COVID-19, en el periodo de marzo a mayo de este año con respecto a la proyección inicial de recaudación. Esta semana Guatemala llega a cinco meses desde que se presentó el primer caso de COVID-19 y 15 días del inicio del proceso para reabrir la economía utilizando un semáforo a nivel municipal. Se han perdido casi 100 mil empleos y para el sector privado es momento de iniciar con la reactivación económica, luego de la primera etapa de rescate para paliar el impacto negativo de la emergencia sanitaria en los hogares, y dos semanas de haber comenzado la fase de reabrir las actividades económicas. El CACIF presentó ayer el Plan de Reactivación para el Desarrollo (PReDes) 2021-2030 que llevaría al país a una tasa de crecimiento económico de 6.1 por ciento y que se basa en la Política Nacional de Competitividad para plantear 27 propuestas en el ámbito económico, institucional, recursos humanos, mercado y clima de negocios, e infraestructura. (El Periódico/Prensa Libre/Diario de Centro América 11/08/20)

Tags: , ,

Deje un comentario

Debe estar registrado para dejar un comentario.