El conflicto Rusia-Ucrania ha provocado alzas de precios de algunos commodities, pero eso beneficia a varios sectores

Pese a los embates inflacionarios y la crisis de precios a nivel internacional, los exportadores prevén un buen cierre para este año, derivado de las alzas en varios productos, principalmente por los denominados commodities suaves, lo que favorece a varios productores agrícolas. Guatemala tiene una macroeconomía sólida, cuyos indicadores como un buen crecimiento de las exportaciones, un déficit fiscal controlado, tipo de cambio estable, incremento del crédito privado, fuerte ingreso de remesas y precios de commodities que favorecen al sector agrícola, lo que hace prever que los embates inflacionarios internacionales, impactarán menos en la economía del país, respecto a sus pares como El Salvador y Costa Rica. El análisis anterior fue expuesto a agremiados de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport), destacando que la crisis alcista de precios favorece las ventas externas de productos como el aceite de palma, café, hule y azúcar, considerados como algunas de las principales materias primas exportables de Guatemala. Por ejemplo, el aceite de girasol es una de las ofertas afectadas por la invasión de Rusia a Ucrania y este último es un gran productor de esa semilla, lo cual genera una mayor demanda de un sustituto, que es el aceite de palma. Esta condición favorece el precio, ya hubo alzas de este commoditie, pero fue en el periodo 2021 cuando cerró con el pico más alto en diez años, superando los $700 millones. “Aunque los precios varían para cada país, el precio promedio de Guatemala (que toma como referencia el precio CIF Rotterdam), para el año 2021 fue de $925 la tonelada métrica, que comparado con 2019, cuando se colocó en $394, es más del 50%”, expuso Karen Rosales, directora ejecutiva de la Gremial de Palmicultores (Grepalma). (Prensa Libre 21.03.22)

También te podría gustar...

Deja una respuesta