G7 cierra cumbre con promesa de dañar a Rusia económicamente

Los líderes del Grupo de los Siete presentaron el martes un frente unido para respaldar a Ucrania «todo el tiempo que sea necesario» mientras la invasión rusa sigue avanzando, y dijeron que estudiarán medidas de gran alcance para limitar los ingresos del Kremlin por la venta de petróleo, que están financiando la guerra. La declaración final de la reunión de Alemania subrayó la intención de imponer «graves e inmediatos costos económicos» a Rusia. No explicó los detalles clave del funcionamiento, en la práctica, de la limitación del precio del petróleo, por lo que en las próximas semanas se debatirá la posibilidad de «explorar» medidas que prohíban la importación de crudo ruso por encima de un cierto nivel. Esto podría afectar a una fuente de ingresos clave de Moscú y, en teoría, ayudaría a aliviar la subida de los precios de la energía y la inflación que sacude a la economía global como resultado de la guerra. «Nos mantenemos firmes en nuestro compromiso con nuestra coordinación sin precedentes en las sanciones durante todo el tiempo que sea necesario, actuando al unísono en cada momento», apuntaron los líderes de las naciones más industrializadas del mundo. Además, acordaron prohibir las importaciones de oro ruso y aumentar la ayuda a los países afectados por la escasez de alimentos derivada del bloqueo ruso a las exportaciones de grano ucraniano a través del Mar Negro. (La Hora 28.06.22)

También te podría gustar...

Deja una respuesta