Reformas a ley serían retroceso en compras

Alrededor de Q5 mil 789 millones es el monto de las compras directas con oferta electrónica efectuadas por el sector público en los últimos 17 meses, y con las reformas a la Ley de Compras y Contrataciones que aprobó el Congreso recientemente podría debilitarse el proceso de transparencia, mientras el Ministerio de Finanzas diseña una estructura para ejercer controles en las adquisiciones de baja cuantía.

La interpretación de exfuncionarios del Ministerio de Finanzas a las reformas aprobadas es que con estas se marcan retrocesos en las adquisiciones y se perderá información de los concursos públicos con los rangos establecidos. La compra directa era de Q90 mil y ahora se amplió a Q200 mil con las modificaciones, con el argumento, en parte, de que esto facilitará los procesos de compras a las corporaciones municipales. “SE ROMPE UN ESQUEMA” Para el exministro de Finanzas Julio Héctor Estrada, la compra directa con oferta electrónica “era una licitación abreviada que, aunque no hay bases, si había requisitos para atender por parte de los compradores, y se adjudicaba en el menor tiempo posible a las mejores ofertas elevadas; había registros, era proceso abierto y transparente”. El exfuncionario recordó que solo en el 2020 se hicieron casi cien mil procesos de compras directas, todos con sus ofertas y ofertantes, lo que generaba competencia. Estrada Domínguez considera que el verdadero daño de esta reforma es que sube el monto de baja cuantía de Q25 mil a Q100 mil. Citó, como ejemplo, que una persona puede presentar una factura por la venta de llantas y se paga; luego se sube a Guatecompras lo que se compró y se hace liquidación del material de transporte adquirido, y no se sube un proceso anterior de interés ni se recibe ofertas de los bienes por adquirir, pero posteriormente se informa. (Prensa Libre 11.05.21)

También te podría gustar...

Deja un comentario