Sector acuicultor y pesca trabaja por la resiliencia

La genética y el uso de la tecnología en el sector acuicultor han sido clave para enfrentar enfermedades, el cambio climático y llegar a nuevos mercados. Al cierre de 2021, se exportaron US$134 millones de productos pesqueros (camarón, atún y dorado). El camarón guatemalteco alcanzó US$78 millones con una productividad, incluyendo al mercado local, de alrededor de unos 40 millones de libras, afirmó Alexander de Beausset, vicepresidente del sector de acuicultura y pesca de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport). Según el Intrado Globe Newswire, a nivel global esta industria prevé una tasa anual de crecimiento del 4.4 por ciento de 2020 a 2027. Actualmente, los principales mercados para Guatemala se ubican en la Unión Europea, Estados Unidos, México, Taiwán y Sudáfrica en donde abastecen con camarones y langostinos congelados, preparaciones y conservas de atún y pescado fresco o refrigerado. “El camarón de Guatemala es atractivo para muchos mercados debido a que su cultivo en tierras volcánicas y con altas cantidades de minerales le dan un color rojo especial que es requerido por los mercados especialmente asiáticos. Eso le ha dado un nicho a Guatemala”, dijo De Beausset. (El Periódico 23.06.22)

También te podría gustar...

Deja una respuesta