El comercio nacional garantiza el abastecimiento de productos de fin de año, pero los precios serán más altos

Desde hace varios meses, miles de empresarios comenzaron a buscar soluciones a la crisis logística que deviene del año anterior y garantizar el abastecimiento de productos de fin de año. Una de las primeras acciones fue concretar sus pedidos con mucha anticipación, a fin de prevenir retrasos y obtener una mejor negociación de precios de los fletes. Sin embargo, se enfrentan a la incertidumbre del comportamiento de las ventas, derivada del alza de los precios, y temen una caída en las ventas este año. Algunos sectores, como el de juguetes, se adelantó de 30 a 60 días en sus compras, en comparación con años anteriores, informó la Cámara de Comercio de Guatemala (CCG). Sin embargo, los bienes perecederos no se pueden comprar con mucha antelación y son los que podrían no llegar a tiempo. “Lo que estamos viendo ahora es una escasez y un encarecimiento de los productos finales, provocados principalmente por el alto costo logístico que se está viviendo a nivel mundial”, dijo Juan Pablo Carrasco, presidente de la Cámara de Comercio Guatemalteco-Americana (AmCham). Tomás Villamar, director de compras e importaciones de Grupo Distelsa, dijo estar consciente de que, por un lado, las fábricas en China, Vietnam, Tailandia y México todavía están con algunas complicaciones de producción; y por otro, conseguir espacios en los fletes marítimos todavía va a estar complicado en lo que resta de 2022, “por lo que optamos por hacer las compras anticipadamente”. (Prensa Libre 03.08.22)

También te podría gustar...

Deja una respuesta