Ley de EE. UU. causa expectativa en Guatemala

El presidente estadounidense, Joe Biden, promulgó su plan de inversión en salud y clima, lo que se considera una importante victoria política para los demócratas, a menos de tres meses de las elecciones legislativas. Fruto de arduas negociaciones con la derecha del Partido Demócrata, la ley incluye la mayor inversión jamás realizada en Estados Unidos para el clima: US$370 mil millones para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 40% para 2030. En total tienen previsto destinar para todas las áreas US$430 mil millones. La normativa fue nombrada “Ley de Reducción de la Inflación” y consta de tres pilares principales: la reducción de costos médicos para los ciudadanos estadounidenses; el impulso de las energías limpias; y un incremento de impuestos a las grandes corporaciones en ese país, pero ninguno de estos pilares ayudaría para la reducción de la inflación en Guatemala, comentó Paul Boteo, director ejecutivo de la Fundación Libertad y Desarrollo. El economista menciona que la reducción en los costos médicos sólo se percibiría para los estadounidenses, pero no se trasladaría a otras geografías, ya que esa legislación está cambiando normativas y regulaciones que encarecían los medicamentos y los servicios médicos, pero no implica que eso se trasladará a otros países. “En el caso de Guatemala, para lograr el mismo efecto, se tendría que desregular internamente la aprobación de nuevos medicamentos. Eso implica hacer más competitivo el mercado interno” y ese aspecto no está previsto en el país. Sobre los incentivos a las energías limpias, se trata de subsidios a las familias para la adquisición de vehículos eléctricos y paneles solares, entre otros y las medidas podrían ayudar a reducir la demanda de energías fósiles e influir en la reducción del precio internacional de los mismos, pero el efecto no se percibiría en el corto plazo, sino en al menos, en 5 años. (La Hora 18.08.22)

También te podría gustar...

Deja una respuesta