Suspenden pedidos al sector vestuario

A la industria de vestuario y textil guatemalteca le esperan semanas de incertidumbre, debido a que muchas empresas estadounidenses han empezado a detener órdenes de compra de prendas guatemaltecas, lo que ha llevado a varias fábricas a cerrar líneas de producción y a despedir personal para ahorrar costos. El exceso de inventario remanente de temporadas pasadas también estaría influyendo en esta situación, pues se necesita liquidar productos en anaqueles, antes de surtir bodegas de nuevo. “La primera quincena de septiembre va a ser negrísima. Hay mucha incertidumbre porque hay fábricas con órdenes detenidas. O sea que los pedidos no están cancelados, sino detenidos. Es como si dijeran no hagas nada ni toques la tela, porque no sé qué voy a hacer. Por eso, los textileros siguen acumulando telas”, dijo Alejandro Ceballos, vicepresidente del sector Vestuario y Textiles (Vestex), de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport). El directivo dijo conocer casos de fábricas que han tenido que despedir personal ante la incertidumbre de lo que pase con los pedidos. “Lo que sucede es que, si usted no tiene nada qué coser, no lleva a la gente a trabajar; le sale más barato liquidarla y volverla a contratar cuando tenga trabajo. No es que las fábricas cierren, sino solo algunas líneas de producción”, explicó. En cuanto a las cifras, las exportaciones previstas para este año suman US$2 mil 250 millones y al 29 de agosto se reportaban US$1 mil 704 millones vendidos. En términos interanuales, las exportaciones a la fecha son mayores en 24.26% que lo logrado a agosto de 2021, cuando se contabilizaban US$1 mil 297.9 millones. (Prensa Libre 31.08.22)

También te podría gustar...

Deja una respuesta