Costa Rica se prepara para una corta apertura

Costa Rica se prepara para comenzar una apertura limitada de actividades económicas a partir del 1 de agosto en medio de la pandemia de la COVID-19, lo cual ha sido criticado por el sector comercial que exige una reapertura amplia. Costa Rica ha experimentado durante el mes de julio la etapa de más casos, hospitalizaciones y fallecimientos durante los casi cinco meses de pandemia, lo que provocó que las autoridades suspendieran desde el pasado día 11 un cronograma de apertura de actividades. El Gobierno anunció que el mes de agosto comenzará con 9 días de apertura limitada de actividades, seguido por 12 días de cierre y otros nueve de apertura en los sitios en alerta naranja, que en la actualidad abarcan toda el área metropolitana, donde se concentra la mayoría de los contagios. El presidente de la Cámara de Comercio de Costa Rica, Julio Castilla, aseguró que el Gobierno está “desconectado de la realidad empresarial” y consideró que los 12 días de cierre en el mes de agosto significan “no entender la logística” de la actividad comercial. “Pedimos al Gobierno que nos de la oportunidad de demostrar que lo hemos hecho bien. Tienen que abrir la economía, es importantísimo que podamos seguir generando riqueza y empleo en el sector privado. Demandamos que reconsideren las medidas porque necesitamos salir adelante”, manifestó Castilla. Lo que más afecta al sector, según la Cámara de Comercio, es que los días de cierre incluyen el día de la madre, que en Costa Rica se celebra el 15 de agosto y que supone la tercera fecha de mayor actividad comercial en el país. Fuente: forbescentroamerica.com

Deje un comentario

Debe estar registrado para dejar un comentario.