Agujero fiscal en 2020 será de Q4,500 millones

Las proyecciones confirman que el agujero fiscal será de Q4 mil 500 millones, dinero con que no contará el Gobierno para destinarlo en el presupuesto, lo que se traduce en una menor prestación de bienes y servicios. De nuevo, no se alcanzará la meta de ingresos por Q64 mil millones, que es la misma del 2019. El factor influyente en esta ocasión para el sistema tributario es el confinamiento por el covid-19, que impactó en una serie de actividades productivas, y que golpeará en los impuestos que se liquiden en el 2021. Se le conoce como brecha fiscal a los impuestos programados, pero no recaudados, y en la evaluación que hace el Directorio de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) es una causal para separar al superintendente. Este año fue elegido Marco Livio Díaz Reyes, en marzo como superintendente, en sustitución de Abel Cruz Calderón, quien fue removido por no alcanzar la cobranza del año pasado. De acuerdo con los escenarios, la brecha será menor a los Q6 mil 900 millones que en marzo se había proyectado. Incluso se habló de un peor escenario que podría alcanzar los Q12 mil millones, pero la tendencia se revertió. Con los primeros casos del covid-19 en Guatemala, se decretaron como el confinamiento y la suspensión o reducción de actividades, que afectó el segundo trimestre del año -abril, mayo y junio- periodo considerado como el más severo por las autoridades de la SAT. Esa situación provocó la fuerte caída en los ingresos y tendrá una duración por lo menos un año, ya que en marzo del 2021 se tendrán que presentar los reportes de liquidación anual del impuesto sobre la renta (ISR), el de Solidaridad (ISO), entre otros, que se calcula sobre las ventas, en la cual se espera se reportará menos ventas para hacer los cálculos. (Prensa Libre 02.12.20)

Tags: , ,

Deje un comentario

Debe estar registrado para dejar un comentario.