Comercio del Istmo debe mejorar integración

La relevancia que tuvo el comercio intrarregional de alimentos y bebidas en 2020 en la región evidenció la necesidad de avanzar de forma acelerada en las metas de la Unión Aduanera entre Guatemala y Honduras, así como de facilitar el comercio como región, dijo la Cámara Guatemalteca de Alimentos y Bebidas (CGAB). El informe Comercio de alimentos y bebidas con Centroamérica reporta que el rubro de alimentos y bebidas en Guatemala generó exportaciones por US$768 millones, en 2020, e importaciones de US$636.1 millones. El director ejecutivo de la gremial, Enrique Lacs, resaltó que el 48 por ciento de las exportaciones de este sector fueron para Centroamérica. Sus principales socios fueron El Salvador con el 18 por ciento y Honduras, con el 14. La Cámara hizo un llamado a los gobiernos centroamericanos, a generar las condiciones necesarias para incentivar el comercio regional, como el mejoramiento de aduanas y puntos fronterizos, mantenimiento a la red vial y mejoras en materia tecnológica y seguridad. Lacs dijo que El Salvador se rezagó en el proceso, por mitos sobre la implementación. Es necesario avanzar de forma más acelerada para cumplir algunas metas pendientes en aduanas, medidas sanitarias y migración, para generar más beneficios. El intendente de Aduanas, Werner Ovalle, dijo que en las aduanas periféricas en el marco de Guatemala y Honduras están funcionando desde septiembre, pero no son utilizadas por los importadores. Agregó que El Salvador ya está adherido a la unión aduanera, pero todavía no la ha implementado. “Como Guatemala, ya estamos listos para cuando El Salvador lo quiera”, dijo. (El Periódico 14.04.21)

También te podría gustar...

Deja una respuesta