La pandemia no detuvo ni redujo el consumo de licores

El más reciente fue el Acuerdo Gubernativo 214-2021 publicado ayer en el Diario de Centro América, que reforma las disposiciones relacionadas con la llamada “ley seca”, que ahora será entre las 23 horas de un día y las 6 horas del siguiente. Sin embargo, la medida no provocó una baja en la distribución, venta y consumo de estos productos, como lo confirman las cifras del Sistema de Recaudación de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) que a septiembre del presente año, refleja una distribución de bebidas alcohólicas de 440.8 millones de litros. Durante el año pasado, el total ascendió a 470.7 millones y en el 2019 se distribuyeron 445.2 millones de litros. Esto significa que, pese a la presencia de la pandemia, no se evidenció una disminución en el consumo y este año podría sobrepasar las cantidades mencionadas. A pesar de que las ventas de productos de gran consumo para el hogar alcanzaron un 10% en 2020, combinadas con las de fuera de casa, se observó una caída situada entre el 2% y el 5% para los sectores de alimentación y bebidas, a excepción de las alcohólicas, informó la firma Kantar, especializada en estudios de mercado. Por lo tanto, se evidencia que las restricciones impuestas por la pandemia cambiaron la forma en que se consumen las bebidas alcohólicas, pues ahora esa práctica se realiza mucho en casa. En cuanto a las edades, los adultos disminuyeron las ocasiones de consumo, a excepción de quienes están entre los 33 y 40 años y se observó una migración en cuanto a los días de consumo en casa, ya que mientras que en los viernes se contrae, los sábados es cuando más se observa. (Prensa Libre 11.11.21)

También te podría gustar...

Deja una respuesta