Crisis de comercio terrestre centroamericana golpea también ingresos en aduanas

La brecha fiscal estaría superando los Q1 mil millones en mayo a causa del efecto del coronavirus y el impacto por el cierre del comercio intrarregional, según las estimaciones preliminares dadas a conocer por la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT). Marco Livio Díaz Reyes, confirmó que se amplió la brecha fiscal, que se le conoce así, a los impuestos programados, pero no recaudados. El funcionario dijo que se dejaron de percibir algunos tributos por el bloqueo fronterizo entre Nicaragua y Costa Rica que duró casi 15 días en mayo, sobre todo en el consumo. En abril, el agujero fiscal fue de Q800 millones, aunque la recaudación efectiva creció 4%, según las estadísticas. El jefe de la SAT explicó que observaron un menor movimiento de carga de importación que impactó la recaudación en los derechos arancelarios a la importación (DAI) y el IVA importación en mayo. “Nos afectó el problema que hubo con Costa Rica, pero aún no están los números finos”, declaró el funcionario. Además, el confinamiento y el toque de queda influyeron en el comportamiento del IVA doméstico –que registra las operaciones de consumo– y una parte en el impuesto sobre la renta (ISR). (Prensa Libre 05.06.20)

Tags: , ,

Deje un comentario

Debe estar registrado para dejar un comentario.