Impulsan acceso a vivienda para la economía informal

Hogares que registren un récord de remesas como ingresos familiares, así como ganancias de un negocio podrán ser considerados para obtener un financiamiento para la compra de una casa. Esta y otras consideraciones fueron establecidas en la Ley de interés preferencial aprobada con el objetivo de facilitar el acceso de la vivienda social. Según el VII Censo Nacional de Vivienda de 2018, Guatemala registra un déficit habitacional de 1.78 millones de unidades de vivienda. De esta cifra alrededor del 82 por ciento corresponde al déficit cualitativo (calidad de materiales, acceso a los servicios básicos y certeza jurídica de los inmuebles). Con la ley se verán beneficiadas familias que deseen adquirir su primera vivienda. Julio Héctor Estrada, director de la Asociación Nacional de Constructores de Vivienda (Anacovi), señaló que en 2002 habían 3.7 millones de parejas de entre 25 y 45 años de edad y para el 2042 se estiman en 5.8 millones. “Al año ingresan 100 mil hogares nuevos a la economía (sin incluir déficit habitacional pre existente)”, dijo.  Mientras, Álvaro González Ricci, ministro de Finanzas Públicas, enfatizó que lo “más importante es que las personas no van a perder su vivienda porque es más barata la cuota que alquilarla”. Además, explicó que la Ley permite dar un cinco por ciento de enganche, disminuye de 12 a seis meses la estabilidad de la fuente de ingresos por negocio propio o profesionales independientes, incrementa del 25 al 50 por ciento el promedio de las horas extras reportadas como parte de los ingresos, las remesas se considerarán como parte de los ingresos familiares y no es necesario que el interesado esté bancarizado. (El Periódico 05.08.22)

También te podría gustar...

Deja una respuesta